Crítica

El cine de terror es un género que durante muchos años ha sido muy explotado, y muy pocos títulos han logrado asentarse como auténticas maravillas del género, como el Exorcista. Sin embargo, Insidious supuso el inicio de una nueva saga de cine de terror tomó el relevo de Pesadilla en Elm Street y Viernes 13.

Que James Wan estuviera a cargo de la película ya significaba que iban a haber un montón de escenas que haría que el espectador saltase de su asiento más de una vez, pues ya lo había conseguido con la película Saw, pero ahora se le presentaba un reto muy diferente, de hacer una película de terror con otros toques.

Pero no todo ha sido gracias a James Wan, pues que Leigh Whannell fuera el guionista ya daba esperanzas de que iba a ser una película con muchas escenas de terror. Si se suma un buen director con un excelente guionista de terror y unos expertos en montar escenarios oscuros con una iluminación tenue que es perfecta para las escenas de tensión. No importa que no vaya a pasar nada en esa escena, en todo momento las manos están listas para irse directamente hacía la cara y cerrar los ojos ante una terrorífica escena.

Por supuesto no toda la película es de sustos, ya que si no entonces se convertiría en una cinta de serie B. Hay momentos tranquilos, de conversaciones entre los personajes, aunque en muchas secuencias dará la sensación de que vaya a pasar algo en cualquier momento, aunque luego no pase nada.

Dado lo fuertes que son esas escenas de terror, no es una película muy recomendable para aquellos que no estén acostumbrados a este tipo de películas o que sean muy sensibles, porque van a pasar mucho miedo. Sin lugar a dudas es del tipo de cinta perfecta que se puede ver en la noche de Halloween, con las luces apagadas y envuelto en una manta con un buen cuenco de palomitas con los amigos.

Una película que atrae por lo terrorífica que es. Ni aquellos que detesten este tipo de cintas pueden resistirse a querer verla, por lo menos una vez.

Actores

Patrick Wilson: Aunque el nombre y rostro de Patrick Wilson se hayan visto mucho en los últimos años en la gran pantalla, lo cierto es que principalmente se dedica al teatro. Su pasión por el arte dramático le vino desde muy joven, al tener un padre que era presentador de televisión y una madre cantante profesional.

Su primer gran aparición en la gran pantalla llegó con El Álamo: La leyenda en 2004, aunque también tuvo un gran papel en la película de El fantasma de la ópera ese mismo año. En 2005 fue el co-protagonista en Hard Candy junto con Ellen Page, película en la que sufría las torturas de esta joven, como castigo por sus crímenes contra menores.

A pesar de que sigue realizando más y más películas, no aparca para nada su pasión por el teatro, continuando haciendo obras de teatro junto con el cine.

Rose Byrne: Tras su aparición en la película Dallas Doll, con tan solo  años, se hizo muy popular en Australia a través de la televisión. Tras el éxito se marchó a vivir a Los Ángeles, donde comenzó su carrera como actriz con la película Two Hands en 1999 y posteriormente aparició en The Goddess of 1967 que le valió un premio en el Festival de Venecia.

Tras eso comenzaron a lloverle ofertas de trabajo, como un papel en el Episodio II de Star Wars. Durante el tiempo que estaba rodando la película Obsesión, se enteró de que estaban buscando a alguien para trabajar junto con Brad Pitt en la película Troya, por lo que se apuntó al casting y obtuvo un papel secundario, en la que hacía de una sacerdotisa de Apolo que se convierte en la esclava de Aquiles (Brad Pitt).

Muchas veces ella misma ha dicho que es del grupo de chicas a la que le ofrecen los trabajos que rechazan mujeres como Scarlett Johansson o Keira Knightley, y aún así es muy feliz por ello, porque películas como Maria Antonieta, Sunshine o 28 semanas después le ha ayudado a ganarse una buena reputación.

Barbara Hershey: Sin lugar a dudas se la conoce muy bien por participar en series de televisión, pero también ha hecho muchas películas como El novio de Mama o Profesión: El especialista, las cuáles le han dado mucha fama.

También ha participado en algunos dramas, como No se compra el silencio, Un bebé para mi esposa o Golpe de mil millones de dólares que le valieron para demostrar que un gran dote para adaptarse a toda clase de papeles.

 

Ty Simpkins: Se podría decir que es actor desde nacimiento, pues con tan solo 3 semanas de vida apareció en la telenovela One Life to Live. Poco a poco ha ido desarrollando una gran carrera cinematográfica, apareciendo en La guerra de los mundos o en Juegos secretos. También ha hecho algún papel con su hermana, como en la película Pride and Glory y  en Revolutionary Road.

James Wan

Desde sus 11 años, James Wan había soñado con convertirse en director de cine. Estudió en el Royal Melbourne Institute of Technology, donde obtuvo su BA, y muy pronto se sentó en la silla de director para la película de terror Stygan, la cuál co-dirigió junto con Shannon Young, ganando el premio al Mejor Film de Gerrilla en el festival de cine Under de Melbourne en el 2000.

Poco después, mientras estudiaba en el RMIT, conoció a Leigh Whannell, quien se convertiría en su socio para el cortometraje Saw, el cuál fue conocido como Saw 0.5, en 2003. Su éxito fue tal que al año siguiente lanzaron una película completa de Saw que cosechó un gran éxito en taquilla, lo que sorprendió a ambos. Wan dirigió también la segunda película, y quedó únicamente como productor ejecutivo en las siguientes entregas que la siguieron.

A través de hay continuó haciendo películas de terror, como Silencio desde el mal y Expediente Warren, aunque también dirigió cine dramático con Sentencia de muerte, así como la película de acción Fast & Furious 7, tomando un fuerte reto de la ausencia de Paul Walker en el film tras su fallecimiento. No obstante, utilizando dobles y efectos especiales logró que los grandes seguidores de esta saga de películas de Vin Diesel no echaran tan de menos al actor, porque era como verlo en la película.

En la actualidad se encuentra sumergido en diversos proyectos, entre los que se encuentra la secuela de Expediente Warren con una segunda entrega, así como ha sido fichado por Warner Bros para dirigir la adaptación a imagen real de Aquaman, uno de los superhéroes de DC Cómics. También su nombre ha sonado para otros proyectos, en la actualidad parados, como la adaptación a imagen real de Robotech, una de las series de mechas más famosas de Japón, y para un reboot de la película Mortal Kombat de 1995 que dirigió Paul W. Anderson.

Estos nuevos trabajos Wan los ve como todo un reto, ya que le gusta mucho probar cosas nuevas y no centrarse solo en el género de terror, aunque es en el que más le gusta trabajar.

Tráiler

¿Puede un accidente en el que un niño ha entrado en coma desencadenar toda una maldición sobre una familia? Pues los Lambert van a descubrir terribles sombras oscuras que van tras ellos.

Ficha técnica

Titulo: Insidious

Director: James Wan

País: USA

Año: 2010

Duración: 103 minutos

Género: Terror

Guión: Leigh Whannell

Producción: Alliance Films, IM Global, Stage 6 Films, Blumhouse Productions

Sinopsis

Josh (Patrick Wilson) y su esposa Renai (Rose Byrne) junto con sus tres hijos a una vieja casa, atraídos por su carácter.

Una mañana, Renai comienza a ver un álbum de fotos con su hijo Dalton, quien le pregunta porque no hay una sola foto de su padre cuando él era pequeño. La respuesta de su madre es que era bastante tímido ante la idea de ponerse delante de la cámara, por esta razón no hay una solo foto de él. Poco tiempo después, la conversación deriva en que Dalton confiesa que le da mucho miedo su nueva habitación.

Una noche, Dalton escucha un sonido muy extraño que proviene del ático, por lo que decide ir a investigar. Mientras sube por una escalera, para encender una luz, ve algo que le asusta y cae cuando la escalera se rompe. A la mañana siguiente, Josh va a despertar a su hijo para que empiece a prepararse para ir al colegio pero se lo encuentra inmovil, por lo que deprisa lo llevan al hospital, donde les informan de que su hijo, sin entender la razón, ha entrado en coma.

Tras tres meses hospitalizado, Dalton es trasladado a su casa, todavía en estado de coma. A partir de ese día Renai comienza a ver cosas raras en casa y a escuchar a gente que habla por las habitaciones, lo que le hace pensar que la casa está encantada. Tras hablarlo con su marido, deciden marcharse a una casa nueva.

Sin embargo la situación no mejora para nada en esta nueva casa, porque allí los sucesos no solo continúan, sino que ahora son mucho más violentos. La madre de Josh, Lorraine, confiesa que ella ha tenido sueños de que, en esa misma casa, hay un ser que se para por las noches delante de la habitación de dalton. Ese ser tiene garras en lugar de dedos, y pezuñas en lugar de pies y que viste de negro.

¿Tendrá algo que ver el que Dalton esté en coma con todos esos sucesos paranormales que están sucediendo alrededor de esta familia? ¿Como podrán deshacerse de esos entes sobrenaturales?